Las Tecnologías de la Información son el resultado de poner en interacción la Informática y las Telecomunicaciones.  Todo esto, con el fin de mejorar el procesamiento, almacenamiento y transmisión de la información.

Entre los cambios que la Industria 4.0 ha traído a nuestras vidas, son soluciones rápidas y eficientes. Creando una nueva forma de comunicación más rápida y de mayor calidad. Mejoras que reducen costes y tiempo, de aplicación tanto al mundo de los negocios como a la vida misma.

A continuación te compartimos algunos puntos que son parte muy importante de las Tecnologías de la Información:

Realidad virtual

Cuando surgieron los primeros dispositivos de realidad virtual para consumo masivo, a mediados de los años noventa, consistían en visores pesados, caros, que permitían poca

autonomía de movimiento. Hoy en día no es necesario comprar más que un visor en el que se coloca el teléfono móvil y sirve como dispositivo. Incluso en YouTube existe videos de realidad virtual o experiencias 360 para verse en estos.

Videojuegos interactivos en entornos reales

Las plataformas de iOS y Android abrieron mayores posibilidades para desarrolladores de juegos: la cámara y pantalla permiten jugar o desbloquear logros en espacios físicos, obtener información adicional e incluso tomarte fotos con los personajes y compartirlas en redes sociales. Pokemon Go es el mejor ejemplo, aunque la poca oferta de juegos se debe a los años que toma su desarrollo.

Seguridad

La conjunción de tecnologías como GPS, basadas en la geolocalización en tiempo real, ayuda a aumentar la seguridad de los niños en sitios públicos y concurridos. Algunos parques de diversiones proporcionan brazaletes de seguridad para evitar robos y en caso de extravío del niño, encontrarlo a la brevedad.

¿Qué aporta la Tecnología de la Información a la empresa?

  • A nivel de información: Reduce costes y mejora el uso y la transmisión de la misma.
  • Nivel de estructura de la empresa: Mejora la comunicación y relaciones personales de los trabajadores.
  • A nivel comercial: Extensión del mercado (comercio electrónico), disminución de costes logísticos, facilita el feedback con los clientes y mejora la imagen de marca.

En conclusión, las tecnologías de la información son una herramienta que sirve para hacer más fácil y cómoda nuestra vida, tanto a nivel personal como profesional y además, le da un poco de aliento a nuestro planeta. Por tanto,  por qué no dar luz verde a estos avances.