Si actualmente laboras o tienes una empresa y quieres optimizar el proceso de producción, te encargas de la mejora de procesos de producción o quieres aprender cómo hacerlo para dedicarte a eso en un futuro, aquí te compartiremos toda esa información.

En español, se puede traducir como fabricación esbelta, fabricación ajustada, fabricación ágil, pero lo más común es el término anglosajón lean manufacturing. Son muchos los nombres por medio de los cuales se le conoce a esta metodología: Just in time, manufactura esbelta, manufactura ágil, manufactura de clase mundial, sistema de producción Toyota y otros más. Los resultados obtenidos a través de sus prácticas la convierten en una de las filosofías de producción más exitosas y revolucionarias de la historia.

Lean Manufacturing es un proceso continuo y sistemático de identificación y eliminación de actividades que no agregan valor en un proceso, pero si implican costo y esfuerzo. La principal filosofía en la que se sustenta el Lean Manufacturing radica en la premisa de que «todo puede hacerse mejor»; de tal manera que en una organización debe existir una búsqueda continua de oportunidades de mejora.

Como resultado, una organización que aplique Lean Manufacturing debería ajustar su producción a la demanda, en el momento y las cantidades en que sea solicitada, y con un costo mínimo.

La estrategia lean manufacturing identifica lo que no agrega valor al cliente y tiende a reducirlo o eliminarlo.

La metodología Lean Manufacturing es ejecutada por equipos de trabajo inclusivos, organizados y capacitados. Los integrantes de los equipos de trabajo involucrados en las técnicas Lean, representan a todos los niveles de la organización, en especial demanda de la participación activa de los operarios de trabajo en todas las etapas de la metodología.

La clave del éxito de la metodología lean manufacturing es que implica la colaboración y comunicación plena de todos los niveles de la empres: directivos, mandos intermedios y operarios. Esta nueva cultura tiende a encontrar la forma de aplicar mejoras continuas utilizando los mínimos recursos, eliminando el despilfarro, mejorando la calidad y reduciendo tiempos de producción y el coste.

Principios del Lean Manufacturing

  • Hacerlo bien a la primera: cero defectos, esto se debe conseguir con la detección de los problemas y su solución en el origen (para ello nos auxiliaremos de varias herramientas, como por ejemplo Diagrama de Pareto ).
  • Minimizando el derroche: excluyendo las actividades que no agregan valor al producto.
  • Mejora continua: teniendo como axioma el poder garantizar la calidad del producto o servicio, tratar continuamente de aumentar la productividad, y la reducción de costes.
  • Procesos “pull”: las cantidades producidas se fabrican en respuesta a la demanda (para evitar sobre-producción).
  • Flexibilidad: tener la capacidad de poder fabricar variedad de códigos de productos diferentes y en cantidades  diferentes –a petición-.
  • Construcción y gestión de una relación y colaboración a largo plazo con los proveedores, llegando a acuerdos para compartir el riesgo, los costes y la información.
  • Cambio del enfoque principal: al cliente no se le vende un producto, si no que al cliente se le aporta una solución.
  • Se busca obtener las cosas correctas en el tiempo correcto, en el lugar indicado, con la cantidad perfecta, minimizando el desperdicio, siendo flexible y estando abierto a los cambios y mejora continua.
  • Beneficios de producir con la metodología Lean Manufacturing

Para seguir siendo competitivos y creando valor para el cliente, muchas empresas en el segmento industrial (o de servicios), deciden adoptar la metodología Lean.

Este aumento de la competitividad se da a partir de una serie de beneficios que la empresa pasa a experimentar internamente en los diferentes niveles de la jerarquía. Detallamos algunos ejemplos de los beneficios obtenidos:

  • Incremento de la productividad
  • Incremento de la calidad
  • Incremento de las ganancias
  • Incremento de las ventas
  • Incremento de valor de la empresa
  • Reducción de changeover
  • Reducción de inventario
  • Reducción de plazo de entrega
  • Reducción de los costes de producción

Por lo tanto, para disfrutar de los beneficios que la aplicación de Lean Manufacturing ofrece, es necesario un entorno y/o proceso que ayuda a sus empleados a:

  • Identificar los problemas
  • Subsanar los problemas

Si los operadores están aptos a ver las pérdidas en su trabajo diario, ellos podrán proponer mejoras simples que optimizarán sus actividades.

Mediante la implantación del lean manufacturing conseguimos cumplir con las especificaciones del cliente en calidad, coste y plazo de entrega, maximizando el beneficio.

La cultura de Lean Manufacturing garantiza resultados ya evidenciados en la industria de fabricantes de automóviles y las industrias de bienes de consumo, con una mejor gestión sus recursos internos, para asegurar el cumplimiento de los elementos críticos en calidad desde la perspectiva del cliente.