Este tema consiste en las transformaciones en el proceso de fabricar bienes de consumo para la nosotros.

En este artículo te contaremos cómo ha evolucionado la industria.

La Industria 4.0 es una nueva fase en la Revolución Industrial que se centra principalmente en la interconectividad, la automatización, el aprendizaje automático y los datos en tiempo real. El término «Industria 4.0» fue inicialmente acuñado en Alemania en el año 2011. Se presentó en el evento de la Feria de Hannover, y esto simboliza la llegada de una nueva era de revolución industrial.

Hoy en día las empresas y organizaciones que operan son diferentes, todas enfrentan un desafío común: la necesidad de conexión y acceso a información en tiempo real entre procesos, socios, productos y personas.

Algunas características importantes de la Industria 4.0 son las palabras clave como; “digitalización” y “networking”,ya que desempeñan un papel muy importante al igual que la automatización. Con la tecnología de la comunicación inalámbrica y las capacidades del Internet de las cosas (IoT), se puede conseguir una mayor coordinación entre los departamentos de una empresa y eso hace que se mejore el rendimiento de la cadena productiva en su conjunto.

La cuarta revolución industrial es un hecho histórico que es apoyado en la informatización de procesos, a continuación te compartimos algunos ejemplos:

– Respuesta en tiempo real: Los datos capturados, el procesado de los mismos y las decisiones tomadas se realizan en tiempo real.

– Modularidad: Permite que cualquier actividad de la línea sea cambiante. Con la conexión y desconexión de diferentes módulos de una fábrica inteligente, las compañías pueden fabricar productos únicos sin reconfigurar toda la línea de ensamblaje.

-Sistema Ciberfísico: Se trata de sistemas inteligentes que se conectan a dispositivos físicos en una red cibernética para permitir la recopilación de datos.

–Internet de las cosas (IoT): Es similar al Sistema Ciberfísica, pero en este caso, se agregan dispositivos electrónicos y sensores a los dispositivos.

–Big Data: El volumen de datos recopilados por el Sistema Ciberfísico y el “Internet de las Cosas” crea su propio desafío: es demasiado grande para analizarlo manualmente.

-Computación en la nube (Cloud Computing): La computación en la nube es una nueva forma de guardar datos y sistemas de alojamiento.

-Fábrica inteligente:  Una fábrica inteligente es aquella que hace los procesos de fabricación y producción más sencillos y rentables permitiendo la comunicación entre los sistemas ciberfisicos, el internet de las cosas y la computación en la nube para ayudar a personas y máquinas en la ejecución de sus tareas.

La breve historia de cada evolución industrial.

Industria 1.0

La primera revolución industrial ocurrió entre finales del siglo XVIII y con ello, una ola de transformación tecnológica, social y económica. La expansión del comercio, fábricas de vapor, el aumento de la población, mejores oportunidades agrícolas y la necesidad de mano de obra para cubrir el desarrollo de las nuevas tecnologías, fueron razones suficientes para que, primero en Gran Bretaña y luego en toda Europa, las economías comenzaron a depender de las industrias, mismas que se encontraban en plena mecanización en sus procesos de producción. (Industria de transporte, textil y de energía, principalmente)

Surgen así, las grandes urbes y abandono de zonas rurales; se culmina la propiedad privada, el refuerzo de los bancos y con la creación del libre mercado, nace un concepto que retumba hoy en día, el capitalismo.

 

Industria 2.0

A principios del siglo XX, el mundo entró en una segunda revolución industrial con la introducción del acero y el uso de electricidad en las fábricas. Nuevos cambios económicos, sociales y tecnológicos se veían a la vuelta.

El capitalismo se consolidó como el principal modelo económico; la burguesía y el proletariado se sumergirían en una lucha de clases a la luz de las primeras potencias mundiales: Estados Unidos, Japón y Alemania, las cuales, realizarían importantes descubrimientos científicos y avances tecnológicos. La electricidad y el petróleo como nueva forma de energía serían piezas clave para la mecanización de los procesos industriales.

La introducción de la electricidad permitió a los fabricantes aumentar la eficiencia y ayudó a que la maquinaria de las fábricas fuera más móvil. Fue durante esta fase que se introdujeron conceptos de producción en masa como la línea de montaje como una forma de impulsar la productividad.

 

Industria 3.0

A partir de finales de la década de 1950, comenzó a surgir lentamente una tercera revolución industrial, a medida que los fabricantes comenzaron a incorporar más tecnología electrónica, y finalmente informática, en sus fábricas. Este periodo se relaciona con el desarrollo de los sistemas informáticos y las computadoras. La tecnología permitió que la producción y los procesos de negocio fueran más rápidos.

Nacen las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (TIC), así como las innovaciones que permiten el desarrollo de energías renovables y, a pesar de no tener un determinado hecho histórico, es claro que las energías limpias y el impacto ambiental comenzaban a considerase en las industrias.

Durante este período, los fabricantes comenzaron a experimentar un cambio que puso menos énfasis en la tecnología analógica y mecánica y más en la tecnología digital y el software de automatización.

 

Industria 4.0

La Industria 4.0, también conocida como IIoT o fabricación inteligente, combina la producción física y las operaciones con tecnología digital inteligente, aprendizaje automático y big data para crear un ecosistema más holístico y mejor conectado para las empresas que se centran en la fabricación. De esta forma cambia completamente el paradigma. Reorganiza los procesos productivos, reevalúa y rediseña. Significa que las máquinas industriales se equipan con herramientas digitales.

La Industria 4.0 se refiere a una nueva fase de la Revolución Industrial que se centra principalmente en la interconectividad, la automatización, el aprendizaje automático y los datos en tiempo real.

Esta revolución en la que actualmente vivimos, está marcada por las plataformas digitales, el 5G (la red que representa un mayor ancho de banda, velocidad de conexión y transmisión de datos), la robótica, la inteligencia artificial, analítica, impresión 3D, machine learning, nanotecnología y el Internet de las cosas (IoT, por sus siglas en inglés).

Debemos adaptarnos y usar toda esta innovación y obtener los mejores beneficios para nuestro día a día y también en el aspecto laboral.